5 mitos desmentidos

 

1-Nunca debes despertar a un sonámbulo:

Personalmente he escuchado muchas veces este mito, en la televisión, en Internet, entre amigos, etc. Entre los supuestos efectos de despertar a un sonámbulo (también llamado noctámbulo) se suele enumerar: ataque al corazón, shock y hasta daño cerebral. Mejor prevenir que lamentar, asi que siempre tome por verdad al mito.

La verdad es que no hay ningún sonámbulo que haya muerto al ser despertado. Pero pueden lucir confundidos o asustados, incluso pueden tratar de lastimar a quien lo despierta. Han habido algunos casos de sonámbulos que han asesinado al estar en este estado, asique lo mejor es guiar a la persona hasta su cama sin despertarlo.

Eso no significa que no haya que despertarlo por ningún motivo. Si lo despiertas no hay ningún riesgo de que aumente la probabilidad de un ataque al corazón, accidentevascular, etc. Puede que necesites despertar a un sonámbulo si está en riesgo de hacerse daño, pues no están conscientes de sus movimientos.

Hay ciertos consejos para evitar que un sonámbulo se haga daño. Retira todos los objetos peligrosos de sus habitaciones, refuerza todas las puertas y ventanas que es posible que usen para salir, y ubícalos en piezas del primer piso para evitar caídas por la escalera.


2- Hacer crujir los dedos causa Artritis:  
 

Seguramente lo has hecho alguna vez, y si no, seguro que haz escuchado crujir los nudillos de otra persona. Yo lo hago muy seguido, y más de alguna vez, amigos o mis padres me han dicho que no lo haga, porque -según ellos- causa artritis.

La verdad es que aquellos que hacen crujir sus nudillos no tiene más posibilidades de sufrir artritis en un futuro. En estudios sobre funciones de la mano en adultos y otro grupo de estudios de adultos mayores con o sin artritis, aquellos con artritis no eran más propensos a haber sido “crujidores de nudillos”.

Eso de que tu molestoso hábito cause artritis es un mito. Aun así, hay otras buenas razones para dejar de crujir tus nudillos: Aquellos que lo hacen son más propensos a tener menor fuerza en la mano. También hay casos de lesiones en los dedos a causa de esto.


3- Se debe esperar por lo menos una hora para nadar:


Una de las torturas que recuerdo cuando chico, era la espera luego de comer para poder ir al agua (ya sea piscina, lago o mar). Eso porque ciertos padres, decían que al menos había que esperar 3 horas (ni siquiera 1).

Me decían (y a otros muchos de niños, de seguro) que podría sufrir un calambre que me incapacitara para seguir flotando y moriría. La verdad es que no hay pruebas que respalden esto. Se investigó de casos de gente que haya muerto -o casi muerto- ahogada en estas circunstancias (afectadas por un calambre luego de comer) y no se encontró nada. Claro, esto no prueba que nunca haya pasado, pero sí prueba que no hay respaldo que lo convierta en un peligro real.
De hecho muchas asociaciones como la Academia Americana de Pediatras y la Cruz Roja no tienen recomendaciones en este aspecto. Ya por el año 1961 un grupo de fisiólogos expertos en ejercitación decían que la idea de sufrir calambres mientras se nadaba luego de comer, era cuestionable.

Pero… ¿Es posible sufrir calambres porque tu estómago está ocupado en digerir la comida? Es verdad que el sistema digestivo canaliza más sangre para poder cumplir su tarea, en desmedro de tus músculos. Y es por eso que uno se siente “raro” luego de comer mucho. El asunto es que, aunque te diera un calambre, es muy poco posible que te incapacite completamente. Es por eso que si te da un calambre mientras nadas, simplemente debes salir y descansar un poco.
El mejor consejo, más acertado que el de no nadar tantas horas luego de comer, es siempre nadar en zonas seguras, sobretodo si son niños. 



4- Despues de muerto, las uñas y el pelo siguen creciendo: 

La cultura popular apoya a este mito, y eso es porque muchos libros y películas han ayudado a difundirlo. Según el antropólogo forense William R. Maples “Es una idea poderosa y desconcertante, pero simplemente no es verdad”.

Después de que mueres, tu cuerpo se seca o se deshidrata. A medida que la piel se seca, se va encogiendo. Este encogimiento o retirada de la piel cercana a las uñas y al pelo, hace ver a estos elementos más largos o prominentes. Pero es solo una ilusión óptica, porque ni el pelo ni las uñas han crecido.
Para hacer crecer el pelo y las uñas, el cuerpo necesita de una compleja mezcla de hormonas que simplemente no está disponible cuando la persona muere. 





5- Si estornudas con los ojos abiertos, estos se saldrán:


En 1882, el New York Times publicó una noticia referente a una mujer en Indianapolis cuyos ojos explotaron al estornudar con los ojos abiertos. En la actual literatura médica no hay ningún caso de personas que pierdan sus ojos por estas circunstancias. Sí es posible que los ojos se salgan al vomitar violentamente y con mucha frecuencia, como también al ser objeto de golpes en los ojos. Pero por estornudar, solo se encuentra esa noticia del siglo antepasado

 


MusicPlaylistRingtones
Create a playlist at MixPod.com